Apoyo institucional a los sanitarios que se atreven a denunciar hechos que ponen en riesgo la seguridad del paciente: nuevo cargo en el NHS británico para velar por que sus trabajadores puedan expresarse sin temor a represalias

En el Reino Unido se ha creado el cargo del National Guardian para velar por los trabajadores del NSH que se atreven a denuncian situaciones que suponen un peligro para la seguridad del paciente. El fin es evitar casos, como en el del tristemente famoso hospital de Stafford, en los que aquellos que advirtieron de lo que pasaba fueron despedidos o castigados, mientras que los responsables siguieron en sus cargos o incluso fueron ascendidos.

El informe Francis, encargado tras el estallido del escándalo de Stafford, fue contundente: "el sistema ignoró las señales de advertencia y puso el interés corporativo y el control de costos por delante de los pacientes y su seguridad". La pesadilla que vivieron los pacientes de ese centro, que acabó con su vida en algunos casos, obligó al primer ministro a pedir públicamente disculpas.

Tras descubrir nuevos casos similares, inimaginables poco tiempo atrás en un sistema de salud como el británico, se planteó la imperiosa necesidad de proteger a aquellos que tienen el valor de denunciar lo que sucede en ese tipo de situaciones.

Las organizaciones sanitarias necesitan detectar cuanto antes los riesgos y los daños causados a los pacientes por la atención prestada, para poder controlarlos en lo posible. Por eso se crean sistemas de notificación de incidentes, cuya confidencialidad en algunos países está garantizada por la ley. Pero también es necesaria una cultura de seguridad en la que los profesionales puedan expresar sus preocupaciones al respecto con confianza, se les escuche y sus aportaciones se tengan en cuenta para introducir mejoras en la realidad asistencial.

Incluso en una organización con una cultura de seguridad no punitiva, orientada a la detección de problemas para solucionarlos, los profesionales han de vencer cierta reluctancia a notificar incidentes en los que se hayan visto involucrados o situaciones de riesgo en sus centros. El problema es aún peor cuando, como consecuencia de recortes económicos o por cambios de gestión, se llega en una institución sanitaria a asumir, por cotidianos, riesgos para los pacientes que antes se consideraban inaceptables. En ese contexto de "normalización" de lo inadmisible cuando hace falta más valor para llamar la atención sobre lo que sucede.

La primera elegida como National Guardian ha sido la prestigiosa médico de familia Henrietta Hughes, que cuenta con el apoyo de los responsables corporativos de seguridad, representantes de los pacientes y la misma organización creada por Sir Robert Francis tras su famoso informe. La creación de ese cargo es una manera de visualizar el apoyo institucional a los profesionales que tienen la valentía de arriesgarse a sacar a la luz hechos que deben atajarse.

Todos los sistemas sanitarios deben, como el británico, dar pasos para garantizar que sus trabajadores puedan expresarse libremente y sin temor a represalias, de manera que pueda aprovecharse su experiencia para tomar medidas que mejoren la calidad y la seguridad de la atención.

No estamos ante un problema exclusivamente británico. Recientemente, en España, la oncóloga Virginia Ruiz fue expedientada por denunciar en su blog las inaceptables listas de espera para recibir radioterapia de su centro, el Hospital de Burgos. Tras la campaña a su favor de profesionales y pacientes, en medios y redes sociales, finalmente el expediente ha sido archivado.
Queremos acabar esta entrada con una reflexión que la Dra. Ruiz compartió en su cuenta de Twitter:

"Llegará un día en que nuestros hijos, asombrados contemplarán que la honestidad más simple era calificada de coraje"


+ info:

New National Guardian appointed to lead the NHS in speaking up freely and safely. Care Quality Commission press release, 7 July 2016.

Ver en este blog:

Orientación al dinero o al paciente: el caso del hospital de Stafford

Libertad para que los sanitarios puedan hablar alto y claro, sin miedo a represalias, sobre lo que pasa en el Sistema Nacional de Salud británico


Publicado por Jesús Palacio Lapuente


La actualidad en Seguridad del Paciente en un clic: últimos tuits de @sanoysalvoblog

Artículos, noticias y otros contenidos relacionados con la Seguridad del Paciente en general y especialmente en Atención Primaria, publicados en nuestra cuenta de Twitter @sanoysalvoblog*
 



























































































































*El equipo que mantiene @sanoysalvoblog está compuesto por Cecilia Calvo Pita @cecilicp y Jesús Palacio Lapuente @je_pala.

Realiza la publicación de estas selecciones Txema Coll Benejam @txemacoll.


¿Cómo de segura es la atención primaria? Una revisión sistemática encargada por la OMS

La revista BMJ Quality & Safety ha publicado una revisión sistemática sobre incidientes relacionados con la seguridad del paciente en atención primaria (AP), encargada por la Organización Mundial de la Salud. Aunque las estimaciones que hacen los estudios revisados son muy discrepantes, finalmente los autores han encontrado que, de media, se producen incidentes en AP en el 2-3% de las visitas, algo menos que en hospitalaria, donde se estiman en un 10%. Afortunadamente el número de incidentes asociados a daños de gravedad es sólo del 4%. Pero la alta frecuentación que tiene la AP hace que los valores absolutos de incidentes que se dan en ella sean extraordinariamente elevados.

Los incidentes relacionados con el diagnóstico y la prescripción son los que con más frecuencia provocan daños graves a los pacientes atendidos en AP.

La revista publica un editorial asociado en el que plantea la necesidad de usar una taxonomía común, con unas definiciones claras tanto de los incidentes como de sus impactos en el paciente, para poder hacer estudios comparables. También incluye un llamamiento a invertir tanto en investigación como en mejora de la seguridad del paciente en AP. Falta hace, porque los recursos asignados a seguridad del paciente, tanto en investigación como en planificación e implementación de mejoras, se han orientado casi exclusivamente hacia los hospitales.

Una revisión necesaria que esperemos contribuya a abrir los ojos respecto al hecho de que, aunque los incidentes se dan en menor proporción que en los hospitales, el abultado número de visitas de AP hace que supongan un problema de seguridad del paciente de primer orden. Las medidas de mejora de la seguridad en atención primaria, incluso si su eficacia es modesta, pueden evitar daños a un gran número de personas.


+ info:

Panesar SS, deSilva D, Carson-Stevens A, Cresswell KM, Salvilla SA, Slight SP, Javad S, Netuveli G, Larizgoitia I, Donaldson LJ, Bates DW, Sheikh A. How safe is primary care? A systematic review. BMJ Qual Saf. 2016 Jul;25(7):544-53.

Sarkar U. Tip of the iceberg: patient safety incidents in primary care. BMJ Qual Saf. 2016 Jul;25(7):477-9.


Publicado por Carlos Aibar Remón, Pilar Astier Peña y Jesús Palacio Lapuente


La actualidad en Seguridad del Paciente en un clic: últimos tuits de @sanoysalvoblog

Artículos, noticias y otros contenidos relacionados con la Seguridad del Paciente en general y especialmente en Atención Primaria, publicados en nuestra cuenta de Twitter @sanoysalvoblog*










































































































































































*El equipo que mantiene @sanoysalvoblog está compuesto por Cecilia Calvo Pita @cecilicp y Jesús Palacio Lapuente @je_pala.

Realiza la publicación de estas selecciones Txema Coll Benejam @txemacoll.